¿Qué es BIAU?

      No hay comentarios en ¿Qué es BIAU?

La Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) es una iniciativa del Ministerio de Vivienda del Gobierno de España, consolidada tras la realización de seis ediciones anteriores, como una de las referencias fundamentales para conocer la situación de la arquitectura y del urbanismo en la comunidad iberoamericana.

Las actividades básicas de la Bienal giran en torno al reconocimiento de trayectorias profesionales y de obras significativas de arquitectura; a resaltar las mejores publicaciones del sector; a premiar los trabajos de investigación más sobresalientes o las mejores ideas de arquitectos y estudiantes de arquitectura a través de concursos en la red. Todo ello tras la selección efectuada por jurados representativos de cada temática que se verá reflejada en el catálogo y en las exposiciones correspondientes.

OBJETIVOS GENERALES DE LA BIENAL IBEROAMERICANA DE ARQUITECTURA Y URBANISMO.

Difundir las experiencias más destacadas en Iberoamérica, Portugal y España para contribuir a la formación de un pensamiento crítico y a una política cultural integrada en materia de arquitectura y urbanismo.

Articular un espacio permanente de reflexión y debate promoviendo el interés y la participación de distintos segmentos sociales en la protección del territorio, en la construcción de la ciudad y en la inserción de la arquitectura como factor de oportunidad y referencia.

La Bienal Iberoamericana, con distintas denominaciones, se ha celebrado con anterioridad en los siguientes lugares:

  • I – Madrid, ESPAÑA, en 1998
  • II – Ciudad de México, MÉXICO, en 2000
  • III – Santiago de Chile, CHILE, en 2002
  • IV – Lima, PERÚ, en 2004
  • V – Montevideo, URUGUAY, en 2006
  • VI – Lisboa, PORTUGAL, en 2008

LEMA DE LA VII BIAU, Medellín – Colombia

La Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo considera que la experiencia de algunas ciudades en el tratamiento de los barrios marginales, sean periféricos o centrales, así como de los diferentes sectores de la sociedad, supone una renovada actitud de los poderes públicos hacia los estratos más desfavorecidos.

La coincidencia de esta bienal con los 200 años del inicio de los procesos independentistas en casi todos los países de Iberoamérica, permite analizar la evolución de sus ciudades desde el final de la etapa colonial hasta la actualidad con una proyección especial hacia el futuro.

La gestión de los nuevos poderes públicos permitió la consolidación, el ensanche y el embellecimiento de numerosas ciudades americanas a lo largo del siglo XIX pero quedó ensombrecida durante el siglo XX por los intensos procesos migratorios que multiplicaron la población urbana hasta límites insostenibles.

La ciudad de crecimiento espontáneo, habitualmente relacionada a precariedad y marginación se presenta hoy como espacio de insólitas posibilidades, de relación solidaria y de creatividad sin límites. Revalorizar este tipo de formaciones sociales y urbanas es ya uno de los objetivos globales para el desarrollo responsable en el nuevo milenio.

La VII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, que se llevará a cabo en Medellín, Colombia, en Octubre de 2010, debe ser una oportunidad para reflexionar sobre la manera de habitar y transformar el territorio en donde la diversidad de agentes y el intercambio de valores constituyen la base del conocimiento para llegar a propuestas urbanas que eliminen factores de exclusión.

La BIAU 2010 estará enfocada a mostrar la ciudad como el espacio necesario para esos intercambios entre la gente y el medio en que habitan. Ese intercambio se debe entender desde perspectivas culturales, sociales, económicas y ambientales, para lograr el diálogo entre todos y para todos.

Finalmente, la BIAU 2010 mostrará cómo las naciones iberoamericanas buscan la articulación de sus territorios con una mayor definición espacial basada en políticas cada vez más integradoras. Sin embargo, esta voluntad política servirá de poco si no existe al mismo tiempo una consciencia general sobre los “territorios incluyentes” como escenarios que generan diversidades ricas en intercambios, en donde la arquitectura y el urbanismo pueden jugar un papel fundamental como catalizadores de nuevos modelos de relación o como soportes de actividades urbanas.

Para ello, la Bienal 2010 abordará la noción de “una arquitectura de valores” en estos escenarios de alto potencial, donde las intervenciones públicas y privadas han de plantearse como elementos de una planificación rigurosa y crítica que debe lograr, desde posicionamientos éticos, la necesaria integración ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *